Está usted en:
  1. Inicio
  2. Servicios Colegiales >
  3. Asesoría Jurídica

Asesoría Jurídica

CASOS PRÁCTICOS VI:
LA DESEADA EXCLUSIVIDAD


      A raíz de mis últimas conversaciones con colegiados en la Asesoría Jurídica del Colegio, considero necesario volver sobre una cuestión que afecta directamente al ejercicio diario de la agencia comercial y que los colegiados deben tener bien claro para no llevarse luego sorpresas y desencantos. He podido comprobar que gran parte de los agentes que me consultan carecen de contrato escrito y creen que tienen conferida exclusividad por parte de la empresa para una zona determinada, de modo y manera que sólo ellos representan sus productos en esa zona y ningún otro agente puede invadirla, y ni siquiera la empresa puede vender directamente a ninguna persona perteneciente a dicha zona. Esto es un error. El pacto por el cual la empresa concede exclusiva a un agente debe venir plasmado por escrito para que luego tenga validez ante los Tribunales de Justicia. Lo ideal es un contrato escrito global que contemple todas las circunstancias de la relación entre empresa y agente, pero bastaría, al menos, una comunicación escrita, carta o misiva de la empresa, en la que reconozca que su agente tendrá la exclusiva en esa zona o provincia.
      Todo lo que no sea reconocimiento escrito es perjudicial. Cuantas veces se han quejado los agentes en la Asesoría de que la empresa vende directamente en la misma zona, o de que otro agente está visitando a personas que residen en la zona que ellos tenían asignada. El contrato verbal es válido y de hecho así trabaja la inmensa mayoría de los agentes, promocionando un producto y cobrando su comisión. Pero a la hora de probar o acreditar judicialmente determinados acuerdos, como la exclusividad, es necesario aquel reconocimiento escrito de la empresa. Y esto no es una cuestión baladí, pues la exclusividad permite percibir comisiones por TODAS las operaciones que se efectúen en la zona del agente, aunque éste no haya intervenido directamente, con la consiguiente comodidad y tranquilidad que ello supone para la actividad laboral del agente. En este sentido, la exclusividad viene recogida en el art.12.2 de la Ley reguladora de esta actividad: “Cuando el agente tuviera la exclusiva para una zona geográfica o para un grupo determinado de personas, tendrá derecho a la comisión, siempre que el acto u operación de comercio se concluyan durante la vigencia del contrato de agencia con persona perteneciente a dicha zona o grupo, aunque el acto u operación no hayan sido promovidos ni concluidos por el agente”.
      Por tanto un último consejo: a la hora de contratar con una empresa pedir siempre la representación en exclusiva y que ésta conste por escrito. Y si la representación es verbal y antigua, pedir ahora a la empresa que les comunique por escrito que gozan de tal exclusividad para evitar imprevistos y sorpresas.

Colegio Oficial de Agentes Comerciales de Jaén

  • © cgac 2012
  • Madre Soledad Torres Acosta, 10-1º G Blq C Apdo. 37 -23001- Jáen Tf/Fax:953225105