Está usted en:
  1. Inicio
  2. Servicios Colegiales >
  3. Asesoría Jurídica

Asesoría Jurídica

CASOS PRÁCTICOS V:
RETENCIONES DE COBROS A CLIENTES


      Pretendo en esta ocasión informar a los colegiados sobre las consecuencias que pueden derivar de una retención de dinero cobrado a clientes, porque considero que es una práctica bastante extendida y usual en el tráfico mercantil pero que no deja de ser peligrosa si no se cuenta con la pertinente autorización de la empresa. Al Agente comercial se le encomienda normalmente por la empresa representada la “gestión de cobro” a clientes por motivos obvios de cercanía geográfica y confianza. En bastantes ocasiones se le reconoce tácitamente al Agente por parte de la empresa un derecho de retención para que detraiga de aquellos cobros el importe de la comisión que le corresponda, y entregue el resto sobrante. Otras veces el Agente tiene prohibido retener cantidad alguna, pero lo hace para apremiar a la empresa a que le abone sus comisiones pendientes o una hipotética indemnización, y porque considera justa una compensación.
      En mi opinión estamos ante una práctica cuya autorización por la empresa debería quedar expuesta en un contrato o en una comunicación escrita de la empresa. Debería constar por escrito:
a) si la empresa autoriza o no al Agente a cobrar importes a algunos o a todos los clientes;
b) si de dichos importes cobrados, el Agente puede o no detraer una cantidad en concepto de comisión, es decir, si puede compensar;
c) cuál es el plazo máximo para entregar lo cobrado a la empresa.

      Todo lo que no sea este tipo de autorización escrita es peligroso, pues la empresa siempre dispone de la posibilidad de denunciar penalmente al Agente por un posible delito de APROPIACION INDEBIDA. El art.252 del Código Penal dispone que serán castigados los que en perjuicio de otro se apropiaren o distrajeren dinero, efectos, valores o cualquier otra cosa mueble o activo patrimonial que hayan recibido en depósito, comisión o administración, o por otro título que produzca obligación de entregarlos o devolverlos, o negaren haberlos recibido, cuando la cuantía de lo apropiados exceda de cincuenta mil pesetas. En idéntico supuesto estaríamos en el caso de que el Agente comercial, al terminar su relación con la empresa, retuviera indebidamente el catálogo o muestrario, con cierto valor, que se le hubiese entregado al inicio, y no lo devolviera una vez solicitado por la empresa.

Colegio Oficial de Agentes Comerciales de Jaén

  • © cgac 2012
  • Madre Soledad Torres Acosta, 10-1º G Blq C Apdo. 37 -23001- Jáen Tf/Fax:953225105