Está usted en:
  1. Inicio
  2. Servicios Colegiales >
  3. Asesoría Jurídica

Asesoría Jurídica

CASOS PRÁCTICOS VIII:
ACTUACIÓN POR CUENTA DE VARIOS EMPRESARIOS

      Siguiendo con la línea informativa que caracteriza el contenido de esta sección, he considerado interesante realizar algunos comentarios sobre una cuestión realmente transcendente al momento de la extinción de los contratos de los agentes. Las empresas, para imputar un incumplimiento a su agente y evitarse así la correspondiente indemnización que pudiere derivar de la rescisión de su contrato, aluden en numerosas ocasiones a la competencia desleal ejercida por su intermediario o representante.

      Establece el art.7 de la Ley reguladora de la agencia comercial que "Salvo pacto en contrario, el agente puede desarrollar su actividad profesional por cuenta de varios empresarios. En todo caso, necesitará el consentimiento del empresario con quien haya celebrado un contrato de agencia para ejercer por su propia cuenta o por cuenta de otro empresario una actividad profesional relacionada con bienes o servicios que sean de igual o análoga naturaleza, y concurrentes o competitivos con aquellos cuya contratación se hubiera obligado a promover".

      En cuanto al alcance subjetivo de esta prohibición de competencia, cabe decir que la misma recae sobre el agente persona física o jurídica. En este último caso, puede plantearse el problema del agente que ejerce su actividad mediante una sociedad constituida con más personas. Entiendo que es válida la extensión de la prohibición de competencia a los socios, sobre todo si el empresario contrata con la sociedad agente, pero resultaría aconsejable que el empresario firmara un contrato paralelo con todos los socios. Y en los casos de colaboración de subagentes con el agente, es claro que la prohibición de competencia recae también sobre los subagentes.

      Respecto al alcance objetivo, debe indicarse que las actividades prohibidas son simplemente aquellas consideradas competitivas, estos es, aquellas que afecten o puedan afectar a la clientela del empresario por cuya cuenta actúa el agente. La determinación de la actividad competitiva prohibida es una cuestión que debe resolverse en el caso concreto, si bien se exige que los productos o servicios coincidan simultáneamente desde un punto de vista geográfico, material y temporal.

      Por último, en cuanto a la autorización del empresario para realizar actividades competitivas, aun cuando sería válido una solicitud o autorización verbal, es aconsejable que la misma se plasme por escrito para disponer siempre de un contundente medio de prueba. Y ello debe hacerse con anterioridad a que el agente empiece a desarrollar la actividad competitiva si no quiere incurrir en incumplimiento de sus obligaciones. Ahora bien, en algunos casos, por la propia naturaleza de las cosas, el agente puede entender que el empresario acepta que realice otra actividad competitiva, por lo que no ha de considerarse contrario a la buena fe la falta de solicitud de autorización, considerándose que el empresario acepta tácitamente si no manifiesta su oposición cuando conoce la situación de competencia.

Colegio Oficial de Agentes Comerciales de Jaén

  • © cgac 2012
  • Madre Soledad Torres Acosta, 10-1º G Blq C Apdo. 37 -23001- Jáen Tf/Fax:953225105