Está usted en:
  1. Inicio
  2. Quienes Somos >
  3. Nuestra Patrona, conozca su historia

Nuestra Patrona, conozca su historia

 
 

MARÍA SANTÍSIMA DE LA ESPERANZA, PATRONA DE LOS AGENTES COMERCIALES

 
 
María Santísima de la Esperanza
 
María Santísima de la Esperanza
 
María Santísima de la Esperanza
 
   Es tu ciudad, rosario y pañuelo en tus manos.

   Es tu olivar, el verde de tu manto y el dorado de tus palomas.

   Son tus calles, senderos del surco de tus lágrimas.

   Es tu Catedral, esencia, armonía, poderío y cobijo del Santo Rostro de tu Hijo.

   Es tu Castillo, fortaleza y custodia de la Cruz, que es faro y vigía del perdón y el amor de tus hijos.

   Y eres tú, Reina del Santo Reino, Esperanza y Jaenera.

   Fuiste concebida por D. Antonio Eslava, en 1.952 y proclamada Patrona de los Agentes Comerciales.

   Tu morada fue la Parroquia de Cristo Rey. Y pasaste a ser la madre de Jesús del Perdón.

   Desde aquel momento, te supiste colar en el corazón de todos tus hijos jaeneros, hasta nuestros días.

   Corona para una Reina, y manto para una Princesa. ¡Cómo revolotean las palomas, al verte salir de tu iglesia!

   Con que dulzura y con que cariño portas el rosario que el Papa Juan Pablo II puso en tus manos.

   Por la noche, los pájaros de la Victoria, vuelan para asomarse y ver, tu belleza sublime de Madre del Miércoles Santo.

   Que pena llevas Virgen mía, que frunces el entrecejo, porque no puedes más con esa pena tan grande, MADRE MIA.

   Y tus hijos te vitorean, te aplauden, te gritan, te alaban, te piropean por ser Nuestra Esperanza, la Reina y Señora de Jaén.

   Bendita sea tu Madre, mi Cristo del Amor.

   Y tu hijo Jesús derrama el perdón entre todos sus hijos.

   Y Jaén se levanta, ante la Señora de la Esperanza, que ya viene con ese andar tan característico, que levanta pasiones y emociones.

   Y tu segundo padre, D. Luís Álvarez Duarte, te devolvió la luz de los ojos y la belleza de antaño, Señora de la Esperanza.

   Danos fuerzas para seguir adelante, y poder con nuestra vida diaria, llenos de salud, amor y perdón.

   Y por todo lo dicho, serás por siempre la dueña de mi corazón. ¡¡VIVA LA VIRGEN DE LA ESPERANZA!! 
 
María Santísima de la Esperanza
 
María Santísima de la Esperanza

Colegio Oficial de Agentes Comerciales de Jaén

  • © cgac 2012
  • Madre Soledad Torres Acosta, 10-1º G Blq C Apdo. 37 -23001- Jáen Tf/Fax:953225105